Dime cómo vas a decorar tu habitación, y te diré si estarás triste o feliz

27.08.2019

La relación entre el interiorismo y la decoración con el estado anímico es algo muy presente. De hecho los interioristas lo saben y lo ponen en práctica en su día a día. No obstante, no son ellos los únicos que sacan provecho de la relación entre el interiorismo y el estado anímico, pues muchas empresas hacen bandera de este marketing visual y estético.

Un interiorista puede conocer tu estado de ánimo únicamente sabiendo qué colores vas a utilizar a la hora de decorar tu habitación. Los colores cálidos, por ejemplo, aumentan el flujo sanguíneo, algo que genera cierta adrenalina, muchas empresas utilizan este color en la decoración de sus locales para animar a sus clientes a abandonar el local, ya que son locales con un flujo alto de clientes.

Distintas sensaciones para un mismo espacio
A la hora de decorar tu habitación debes saber que un mismo espacio puede transmitir sensaciones totalmente diferentes atendiendo a su orientación, su iluminación, su mobiliario o sus materiales.

En caso de que quieras decorar tu habitación y no tengas mucha idea sobre interiorismo y decoración, no es aconsejable lanzarse a la aventura, pues las opciones escogidas pueden acabar al traste con tu estado anímico, es decir, pensaste en decorar tu habitación de un modo alegre y desenfadado y con el paso del tiempo, al pasar muchas horas en ella, te conviertas en una persona triste y apática.

Si lo que vas buscando es despertar ese “yo” interior y conseguir que tu habitación sea una herramienta que exponga lo mejor de ti y que saque tu estado anímico que te define ante los demás, la solución pasa por contar con el asesoramiento de un interiorista o un profesional de esta disciplina.