Cómo crear un espacio de trabajo organizado y acogedor

03.02.2017

En demasiadas ocasiones, convertimos en los diferentes espacios de la vivienda en trasteros y estancias desordenadas, es un proceso en el que todos caemos de manera progresiva, vamos acumulando elementos en las estanterías, las mesas y los diferentes muebles sin ser consciente que poco a poco se van convirtiendo en auténticos trasteros.

A continuación os ofrecemos algunas claves para organizar un espacio de trabajo organizado y acogedor.

 

 

Dónde guardar los pequeños instrumentos de un despacho de trabajo

En lugar de dejar que estén sobre el escritorio o en las estanterías, una solución para guardar cargadores, aparatos electrónicos, elementos de juegos, accesorios de videoconsolas, libretas, bolígrafos, etc., es almacenarlos en cestos, contenedores y cajas que pueden situarse en los altillos de la estantería o bien en las baldas bajas. Otra opción es optar por un cajón que funcione a modo de taburete bajo, con la tapa acolchada para que también sirva de asiento.

El escritorio siempre cerca de la ventana

El escritorio, que es el lugar de trabajo, ha de situarse siempre cerca de la ventana, para aprovechar al máximo la iluminación natural. Otra idea para aportarle más frescor al espacio de trabajo es colocar plantas y flores alrededor del despacho, pues genera la sensación de estar en un lugar más fresco y abierto.

Aprovecha al máximo el espacio pero dejando espacios libres para dar sensación de amplitud

El consejo anterior de guardar los pequeños elementos en cajas o cestos es una opción interesante para hacer creer que el espacio de trabajo es más amplio, además es una forma interesante de aprovechar al máximo el espacio disponible.

Si la zona de trabajo es de dimensiones reducidas, es interesante apostar por colores claros o tonos pastel para no generar la sensación de ansiedad y de agobio, esta es una de las claves para conseguir un espacio de trabajo organizado y acogedor.

Especie de Espacios