ventilacion-en-el-hogar

La importancia de la ventilación en el hogar

La ventilación en el hogar es uno de los aspectos más importantes a vigilar en casa. Una mala ventilación es perjudicial para la salud de los que habitan la vivienda y también lo es para los elementos de la casa.

Una buena ventilación en el hogar permite renovar constantemente el aire, en verano alivia las altas temperaturas y ayuda a combatir la humedad, que puede llegar a ser peligrosa para la salud y causar problemas respiratorios.

Os indicamos algunas pautas para mejorar la ventilación en el hogar.

Cómo ventilar el hogar

Existen básicamente tres tipos de ventilación en el hogar: ventilación natural, cruzada y forzada.

La ventilación natural es la que se consigue abriendo puertas y ventanas. La ventilación cruzada es la que se consigue cuando se contraponen fuentes de ventilación natural en puntos opuestos de la casa.

Con la ventilación cruzada, el aire se renueva de manera más rápida y eficaz. Resulta mucho más recomendable ventilar la vivienda por la mañana temprano. El tiempo que hay que dedicar a esta tarea debe estar entre 10 y 30 minutos aunque va a depender también de la estación del año.

En cuanto a las habitaciones donde es más necesario ventilar están sobre todo las habitaciones, pues hay que eliminar el CO2 generado por la noche. La ventilación de los baños se hace necesaria para evitar que se acumule humedad o malos olores. Cada vez existen más baños sin ventana, en este caso es imprescindible contar con ventilación forzada, para secar las humedades generadas por la ducha y evitar que aparezca moho. La ventilación forzada es aquella que se consigue mediante elementos mecánicos.

Otro espacio que debe ser ventilado con frecuencia es la cocina, porque pueden aparecer olores desagradables. Para el resto de estancias, la ventilación puede limitarse únicamente a los momentos en los que hay limpieza.

Momentos en los que no hay que ventilar

Si bien estamos de acuerdo que la ventilación en el hogar es tarea indispensable para hacer la vivienda más habitable, haya momentos donde no se debe ventilar, como por ejemplo las horas centrales del día en verano.

Si tu vivienda tiene ventanas que dan a la carretera, a caminos o hay obras cerca, no hay que abrirlas, pues únicamente entrará ruido y suciedad a través de ellas.

Especies de Espacios

La importancia de la ventilación en el hogar