decorar-una-cama

Cómo decorar una cama

La cama es el elemento más importante de un dormitorio, por tanto, decorar la cama debe ser una parte vital en la decoración general del mismo. En ocasiones, debido a las reducidas dimensiones del dormitorio, la cama ocupa buena parte del espacio disponible, por lo que una correcta decoración va a decir mucho del dormitorio.

Elementos en la decoración de una cama

Para decorar una cama es importante hacer compatibles los propios elementos de la cama con el resto de muebles y accesorios de la habitación. Hablamos por ejemplo de las colchas, las fundas, los cojines o el cabecero.

No siempre es necesario que el color de la ropa de cama sea a juego con las paredes de la habitación, sino que se pueden conseguir interesantes contrastes que le den un toque interesante a la habitación.

El cabecero es uno de los elementos más importantes para decorar una cama. Hay muchas opciones que pueden ser muy atractivas: un cabecero metálico, un cabecero de madera estilo vintage o clásico, una opción más rústica o que evoque a la naturaleza. En cualquier caso, debemos elegir uno que nos haga sentir cómodos con el aspecto estético de la habitación.

Ropa de cama y cojines y almohadas

A la hora de decorar una cama debemos ser conscientes de que las telas con colores estridentes, estampados exagerados o colores oscuros intensos restan espacio a la habitación. Los colores claros aportan luminosidad y dan mayor sensación de higiene.

En cuanto a los cojines y almohadas, hay de muchos tamaños y formas. La principal cautela que hay que tomar es no caer en la enfermedad de los cojines, es decir, rellenar la cama en exceso con estos elementos. La manera habitual de colocar los cojines es poner el de mayor tamaño a modo de base en el fondo y a partir de ahí, colocar el resto de mayor o menor tamaño.

Especie de Espacios

Cómo decorar una cama